Scroll to top
© 2019, DO Montsant | Privacidad
ca en es
Sin categoría

Calidad y futuro

Desde que la DO Montsant nació en el año 2001, las bodegas que la conforman se han tenido que enfrentar al reto de hacerse un hueco en el competitivo mercado del vino. Con esfuerzo y manteniéndose siempre fiel a una filosofía y una manera de hacer, la Denominación de Origen Montsant ha pasado de ser una de las revelaciones de los últimos años a convertirse en un referente del panorama vitivinícola nacional e internacional.

Los elogios de gran parte de la prensa especializada se han visto reflejados también en los consumidores, y hoy en día los vinos con DO Montsant se encuentran en mesas de más de 40 países. Y es que casi la mitad de los vinos que se elaboran en Montsant (45%) se destina a la exportación, principalmente a Alemania y Estados Unidos.

Con una producción de 6,2 millones de botellas en el 2017, las bodegas que conforman la DO Montsant se mantienen firmes en su propósito de seguir sorprendiendo con vinos de calidad.

Lo que convierte un buen vino en un gran vino es la capacidad de transmitir de dónde proviene

Fidelidad

Lo que convierte un buen vino en un gran vino es la capacidad de transmitir de dónde proviene, la fidelidad a su territorio de origen. En Montsant, esta fidelidad se manifiesta en vinos únicos que hablan de cómo un clima de contrastes, la orografía accidentada, la variabilidad de suelos, las variedades de uva y la mano del hombre son fuente de matices. Estos elementos configuran vinos singulares, vinos con identidad, vinos que aportan diversidad y enriquecen la DO, al tiempo que la definen de manera global.