Vinos

Brillante y profundo color rojo cereza picota. Ofrece la pura esencia de las viñas viejas. Con cuerpo, una madera elegante lo viste para ir de fiesta, mientras que en boca seduce su fresca acidez y el innegable peso de la fruta.

tinto

Corpulento, con taninos maduros y aromas intensos de frutas rojas.

tinto

Color cereza, con aromas de fruta madura, confitura de frambuesa. En boca es muy suave, redondo, con un punto de frescura que invita a beber.

tinto

Color cereza picota con tonalidades violáceas. En nariz sobresalen los aromas a fruta negra, con toques balsámicos, cacao, y minerales. En boca es fresco, notas de roble, mentolados, tanicidad agradable, y postgusto especiado.

tinto

Vino muy afrutado y con tonos vainillas que dan una estructura compleja y sabrosa.

tinto

De color encarnado, encendido, de capa intensa. De inicio, aromas de flores de primavera. Notas minerales, grafito. Grosellas, cerezas y arándanos. Intensidad y sutileza. En boca tiene toques especiados ligeros y ahumados nobles. Vino carnoso, espeso, compacto. Frescura persistente y larga viveza.

tinto

Color rojo rubí, de gran intensidad y de tonalidades púrpuras. Aroma potente y afrutado. Destacan las frutas rojas y las notas de regaliz. Vino con mucho cuerpo y estructurado en boca. Elegante debido a sus taninos y de larga permanencia en boca.

tinto
garnacha peluda

Presenta aromas de frutos rojos y maduros con toques de café, canela, chocolate... sutilmente integrados, resultando un vino conjuntado y armonioso.

tinto