Vinos

Color amarillo pálido muy limpio. Aroma sutil de flores, miel, fruta y levaduras. En boca es suave, fresco y ligeramente graso, sutil pero con carácter.

blanco
garnacha blanca

De color paja, en nariz destaca por los aromas delicados de fruta y flor blanca, pera y rosa silvestre. En boca es untuoso, muy sedoso, elegante y fresco con un final largo y persistente. Destaca por la amplitud y por sus aromas delicados y sutiles.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Fermentado en madera, con levaduras no seleccionadas responsables de una fermentación alcohólica que ha durado 10 meses. Un blanco mediterráneo de variedades locales que le seducirá.

blanco

Cada año la parcela con más potencial para una larga crianza se vinifica por separado, dando lugar al monovarietal Tros Blanc, que representa fielmente los orígenes de una variedad y de su linaje. Es un blanco con alma de tinto, untuoso y fresco a la vez, de una complejidad extraordinaria.

blanco
garnacha blanca
Alfredo Arribas

Verás un color precioso, de un amarillo limpio, luminoso, salpicado de verde vital. El perfume de este vino es elegante con un punto de flores de acacia y de azahar. También le encontrarás un toque cítrico que te recordará la piel del limón, el pomelo, incluso la piña, y si conoces bien la fruta tropical la fruta de la pasión en retronarà a la memoria. Remueve un poco la copa para que salgan los aromas de especias, los tostados de la barrica, un toque de vainilla y las notas minerales que han dejado como rastro los suelos del Montsant. Cuando lo pruebes descubrirás un vino muy fresco, con un punto de frutas cítricas, te llegarán aromas de limón, de pomelo o incluso de piña y notarás como el perfume se va matizando, se alarga y va cambiando.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pajizo brillante, con aromas de frutas verdes, cítricos, melocotón... En boca es muy suave, elegante. Ligeramente seco.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Es un vino de color amarillo pálido y reflejos dorados. Si lo hueles encontrarás un amplio abanico de aromas de fruta que nos aporta la garnacha: pomelo, manzana, pera y melocotón. La madera poco tostada de las barricas aporta aromas de vainilla y de canela, sin enmascarar los aromas de fruta. Finalmente encontrarás un punto de mineral. Cuando lo pruebes notarás la potencia de este blanco tan particular, untuoso y con volumen, pero a la vez con un punto ácido muy fresco. Es muy largo y deja pasar los aromas de pomelo, mango, vainilla y tostados.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo pajizo con reflejos dorados. Intensos aromas de flores blancas, miel y hierbas aromáticas, con tostado suave. En boca es fresco, al mismo tiempo tiene mucho cuerpo y es complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Este vino blanco presenta un color verde claro de aspecto cristalino. Olfativamente la primera impresión es agradable e intensa. Tiene un carácter afrutado en el que destacan las notas de piña en almíbar y de cítricos, entre otros. En boca es amable, suave y fresco, con la presencia aún de las notas afrutadas anteriores. Tiene un buen equilibrio que hace que su paso sea suave pero vivo. Finalmente, su postgusto es agradable y persistente.

blanco
garnacha roja, macabeo