Vinos

De color ligeramente dorado que manifiesta su corta crianza. Festival de aromas, donde destacan los cítricos, frutas blancas y especias, entre la apreciada mineralidad de nuestro terreno. En boca destaca por su frescura única, buen cuerpo y untuosidad que le dan un equilibrio muy interesante. De postgusto muy agradable.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color: amarillo pálido brillante. Nariz: aroma complejo con notas florales y registros de frutas blancas matizadas por un fondo de sotobosque mediterráneo. Boca: aterciopelada y delicada, destaca la frescura y la fruta. Carácter mineral en armonía con notas balsámicas. Final largo y persistente.

blanco
Perinet

Un blanco limpio, reluciente con una intensa fruta. En boca es sedoso, fresco, un aperitivo fácil y amable de maridar con pescados o carnes blancas.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color amarillo, con tonos verdes. Intensidad floral. Aromas delicados de madreselva, peras blancas y melocotones frescos. Sensaciones de estructuras satinadas, con acentos minerales; juego de equilibrio entre los elementos cítricos. Complejidad y persistencia gustativa.

blanco
garnacha blanca

Nítido, cristalino, con atractivos reflejos dorados. Fresco, con aromas de frutos blancos, melocotón de viña, flores de acacia, ligeros toques tropicales, y una oleada de frutas cítricas que lo hacen refrescante. Entra vivo, suave, perfumado y encantador, con un final placentero.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Color pajizo brillante. En nariz, destacan aromas de hierbas de tocador, fruta escarchada, piedra seca. En boca, encontramos dulzura, es sabroso, lleno, complejo.

blanco
garnacha blanca, macabeo

Es un vino de color amarillo pálido y reflejos dorados. Si lo hueles encontrarás un amplio abanico de aromas de fruta que nos aporta la garnacha: pomelo, manzana, pera y melocotón. La madera poco tostada de las barricas aporta aromas de vainilla y de canela, sin enmascarar los aromas de fruta. Finalmente encontrarás un punto de mineral. Cuando lo pruebes notarás la potencia de este blanco tan particular, untuoso y con volumen, pero a la vez con un punto ácido muy fresco. Es muy largo y deja pasar los aromas de pomelo, mango, vainilla y tostados.

blanco
garnacha blanca

Color amarillo intenso, con notas verdosas. Intensidad floral. Aromas de fruta blanca, melocotón, con una nota tropical sutil. Bien equilibrado, con algunos toques minerales. Complejidad y retrogusto persistente.

blanco
garnacha blanca

Vino muy perfumado con tonos cítricos y aromas topicales. Entrada en boca fresca y muy agradable, donde resalta un final muy corpulento.

blanco
macabeo