Vinos

De color cereza picota muy intenso, Gènesi Varietal es un vino de gran complejidad. Nos invade la nariz con aromas de frutas negras maduras, toffe, especias y sotobosque con un fondo balsámico. En boca se descubre como un vino con gran expresión de terroir, amplio, carnoso y con una acidez que lo llena de vida y que, juntamente con su elegante estructura tánica, nos augura una larga vida en botella.

tinto
cariñena (mazuelo)

Color granate - violáceo, con mucha capa. En nariz, presenta aromas de frutas maduras y especias, toques balsámicos y recuerdos de tostados, muy intenso y limpio. En boca, tiene una entrada muy potente, siendo robusto y untuoso, con taninos maduros, bien integrados y mucha intensidad aromática.

tinto

Moderno y elegante a la vez, su color granate intenso recuerda a la mermelada de grosellas negras. En nariz presenta un buen retrato a tostados. En boca predominan las notas de frutas maduras y ácidas como las frambuesas y las ciruelas. Amable y equilibrado, presenta un final suave y agradable al paladar.

tinto
Ronadelles S.L.

Es un vino joven en el que prima la frescura, sin renunciar al cuerpo típico de los vinos de la comarca. En nariz nos ofrece una excelente combinación de frutas rojas y regaliz, y en boca encontramos un vino que muestra cierta mineralidad, sin dejar de ser fácil de beber.

tinto

Color cereza madura, intenso y brillante. Aroma potente y penetrante, frutas rojas, torrefactos, minerales y algunas notas lácticas. Muy elegante. En boca es muy afrutado, carnoso, fresco y persistente. Vino complejo y a la vez muy agradable y personal.

tinto

De un bonito color rojo, la crianza en roble francés lo convierte en un vino de larga vida, muy agradable en boca, bien estructurado, los aromas acentuados como los mismos riscos de Siurana que elevan los viñedos a más de 800m de altura.

tinto

Color cereza picota intenso. Complejos aromas de frutos rojos, aromas tostados de la barrica y taninos suaves. Fresca acidez y largo en boca.

tinto
tinto
garnacha tinta

Intensidad elevada y nítida. En el ribete predomina el rojo con tonos azulados. En nariz, muy buena intensidad, con aromas francos. En un principio predominio de aromas minerales, mentolados y balsámicos. Cuando agitamos la copa aparecen frutas rojas frescas, acompañadas de toques de cedro y chocolate, fresas y moras. En boca, entrada muy fresca, con unos taninos sedosos que acompañan el vino por toda la boca. La entrada tiene un predominio de fruta fresca, cítrica y a medida que el vino evoluciona aparece la mineralidad y los toques de cedro que dan complejidad y volumen al vino. El post gusto es largo y fresco.

tinto
cariñena (mazuelo)